Cien Años de Soledad por Gabriel Garcia Marquez (GABO) – Resumen y Análisis

Compártelo... Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+

Cien Años de Soledad Premio Nobel de LiteraturaCuando leí por primera vez la novela de Gabriel García Márquez esrita en 1967, Cien años de soledad, luego de terminarlo a las 4:00 de la mañana le he puesto sobre mi pecho y me dije en voz alta a mí mismo: “Este ha sido el mejor libro que he leído en mi vida”.

Desde entonces ha habido otros libros favoritos, pero el impacto de esa abrumadora introducción al mundo de García Márquez ha seguido siendo una de las experiencias de lectura más formativas de mi vida. Mirando hacia atrás, me parece que me he preparado para muchas cosas que estaban por venir, pero en ese momento me sentía como una totalidad, la culminación definitiva de todo lo que un libro podría hacer.

Al igual que con cualquier otra experiencia verdaderamente grande, Cien años de soledad evoluciona y crece con el lector, abarca más y más de lo que el universo tiene para mostrar y enseñar en los últimos años. La novela narra varias generaciones de la familia Buendía a través de las evoluciones, revoluciones y transformaciones del ficticio u mítico pueblo Macondo,

Cien años de soledad establece su propio reglamento interno, a raíz de las verdades y las lógicas excluyentes a sí mismo crea su Génesis como obertura en el mundo del libro y luego lleva al lector a través de sus genealogías en la Biblia como las que siguen en vertiginosa sucesión y repetición. El universo de Macondo está poblado por los patriarcas, matriarcas, profetas y magos que parecen dar la vuelta a través de un tiempo fluido y se transforman unos en otros, incluso algunos personajes que viven a una edad mucho más que ostensibles a cien años de la novela.

Una lectura obligatoria

Cuando el libro fue traducido al Inglés en 1970, el gran escritor y crítico William Kennedy escribió que era “La primera pieza de literatura desde el Libro del Génesis que debe ser de lectura obligatoria para toda la raza humana.” Muchos años después, después de que me gradué en un estudio religioso menor y estaba haciendo un estudio sistemático de la Biblia en un largo viaje a través de Europa, empecé a ver algo más que la génesis en la gran novela de García Márquez.

García Márquez imita muchas de las complejidades bíblicas y absurdos como Macondo que se precipita hacia la desintegración. Cerca del final del libro de Gabriel García Márquez cuya ficción original, es el libro de Melquíades, nadie más que Aureliano Buendía y Gabriel García Márquez aún creen en la existencia del pueblo ya olvidado. Así, el personaje de Gabriel García Márquez entra en una especie de exilio “Babilonia”, y su homólogo de la vida real, el autor Gabriel García Márquez, es el único que queda para contar la historia cuando todo haya terminado.

Al igual que en la Biblia, leemos en Cien años de soledad una historia mítica interminablemente de superposición, y de la traducción de esa historia en una crónica, que luego es redactado por un autor humano para convertirse en el libro que tenemos para sostener en nuestras manos y leer enriquecidamente. A los veinte años, con las manos vacías y la novela terminada en mi pecho, yo sólo entendía algunas de estas vastas resonancias.

El libro me cambió por completo y me envió en viajes que no podría haber imaginado en el momento, por lo que Cien años de soledad da un lugar de partida y un punto de retorno constante, un Alfa y Omega que pueden ser totalmente amados y apreciados por las personas sin estudios. El escritor/crítico educado por igual, y en mi caso, la conexión nos une en una sola persona en constante evolución.

Para descargar el libro busca en Google “Cien Años de Soledad PDF”

Compártelo... Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+